NIÑOS

Educar a un niño no es tarea fácil. En la actualidad, no es sencillo conciliar la vida familiar y personal. Nuestras obligaciones externas, como el trabajo, nos impiden, en ocasiones, atender a las necesidades de nuestros pequeños/as tal y como nos gustaría. Añadida a esta dificultad, en la que  nos encontramos sumergidos actualmente en nuestra sociedad, no siempre somos  padres y madres con un conocimiento ajustado sobre las etapas evolutivas y del desarrollo de nuestros hijos, haciendo que esta labor, como padre y madre, sea más compleja aún sí cabe. Desde Cámbialo queremos ofrecer una guía orientativa efectiva a los padres que, sin la presencia de grandes conflictos, requieran de una orientación para manejar situaciones de la vida cotidiana, que si bien inicialmente no implican un gran desajuste, su mantenimiento sí puede generar problemas mayores como conflictos familiares, trastornos del
comportamiento u otros trastornos en el niño, generando, entonces problemáticas más graves, que podían haberse resuelto en el momento adecuado de una manera más sencilla. Por otra parte, la presencia de trastornos, problemas en el desarrollo o desajustes emocionales en los niños, requieren de una detección precoz para un mejor abordaje, optimizando tiempo y recursos, obteniendo los mejores resultados posibles en la intervención. Cuanto mayor sea el conocimiento de los padres de las características evolutivas de los hijos mejor podrán ejercer su parentalidad ya que conocerán los desajustes que los diversos ciclos conllevan, así como resolver conflictos dentro del núcleo familiar. Este empoderamiento como padres les otorgará una seguridad que reportará grandes beneficios a su hijo y su sistema familiar.

¿Qué hago si…?

  • “Es un niño conflictivo, no respeta las normas y de muestra desafiante”
  • “No hay manera de que se duerma solo en su cama”
  • “Come fatal, la hora de la comida es un suplicio”
  • “Tiene muchas rabietas”
  • “No sabemos qué hacer con los deberes, no quiere sentarse a hacerlos y esta desmotivado”
  • “Es un niño miedoso y no me puedo separar de él”
  • “Parece que no se concentra en nada y no para quieto ni un momento
Desde Cámbialo te guiamos para que actúes de la manera más apropiada con las características y necesidades de tu hijo.

Te lo ponemos fácil: contacta con nosotras