MEDIACIÓN

En la Ley 5/2002 de 6 de julio se establece:

(…) Desde la década de los años 70 del pasado siglo, se ha venido recurriendo a nuevos sistemas alternativos de resolución de conflictos, entre los que destaca la Medicación, que ha ido cobrando una importancia crecente como instrumento complementario a la Administración de Justicia.

Entre las ventajas de la Mediación es de destacar su capacidad para dar soluciones prácticas, efectivas y rentables a determinados conflictos entre partes y ello la configura como una alternativa al proceso judicial o a la vía arbitral, de los que se ha de deslindar con claridad. La mediación está construida en torno a la intervención de un profesional neutral que facilita la resolución del conflicto por las propias partes, de una forma equitativa, permitiendo el mantenimiento de las relaciones subyacentes y conservando el control sobre el final del conflicto.

(…) El modelo de la Mediación se basa en la voluntariedad y libre decisión de las partes y en la intervención de un mediador, del que se pretende una intervención activa orientada a la solución de la controversia por las propias partes. El régimen que contiene la Ley se basa en la flexibilidad y en el respeto a la autonomía de la voluntad de las partes, cuya voluntad, expresada en el acuerdo que la pone fin, podrá tener la consideración de título ejecutivo, si las partes lo desean, mediante su elevación a escritura pública.

(…) La figura del mediador es, de acuerdo con su conformación natural, la pieza esencial del modelo, puesto que es quien ayuda a encontrar una solución dialogada y voluntariamente querida por las partes. La actividad de mediación se despliega en múltiples ámbitos profesionales y sociales, requiriendo habilidades que en muchos casos dependen de la propia naturaleza del conflicto. El mediador ha de tener, pues, una formación general que le permita desempeñar esa tarea y sobre todo ofrecer garantía inequívoca a las partes por la responsabilidad civil en que pudiese incurrir.

  • La mediación es voluntaria
  • En el procedimiento de mediación se garantizará que las partes intervengan con plena igualdad de oportunidades, garantizando la imparcialidad del mediador.
  • El procedimiento y la documentación utilizada durante todo el proceso es confidencial.

Cámbialo, actualmente, cuenta con un servicio de mediación en las siguientes áreas:

Mediación Familiar                                                           Mediación Escolar  

Mediación Familiar (pinchar en el enlace donde aparecerá este contenido)

La Mediación Familiar está recomendada en casos como:

  • La separación de una pareja de forma que no se aumenten los conflictos, las confrontaciones y las tensiones más de lo preciso. En este caso es fundamental si además hay hijos menores, cuya protección resulta prioritaria. De manera que la relación cordial de los progenitores y sus acuerdos eviten un mayor coste emocional que ya ocasiona, por sí misma, la propia separación y adaptación a la nueva situación.
  • Parejas separadas que tienen que revisar acuerdos que afectan a sus hijos: régimen de visitas, pensión alimenticia, domicilio familiar, etc.
  • Confrontaciones en los miembros de una familia debido a: herencias, organización en la atención a personas mayores o dependientes, administración de bienes o toma de decisiones que repercute a varios o a todos los miembros de la familia, o cualquier otra situación susceptible de generar un conflicto que genere malestar en sus miembros y bloqué una toma de decisiones adecuada para todos.

La Mediación Familiar es un procedimiento más ágil y económico que los procesos judiciales, conllevando un menor coste emocional.

La labor del mediador es facilitar los acuerdos ayudando a afrontar situaciones dolorosas y resolviendo diferencias desde la equidad de las partes.

Esto facilita la escucha activa, la comprensión de las emociones, la confianza y el acercamiento de las partes en pos, no solo a llegar a acuerdos, sino que éstos tengan la suficiente solidez para respetarlos y llevarlos a cabo en el futuro.

Mediación Escolar

La Mediación Escolar está recomendada para la solución de conflictos que se generen entre miembros de la Comunidad Educativa:

  • Conflictos de convivencia entre alumnos
  • Conflictos entre docentes y alumnos
  • Conflictos entre padres y docentes
  • Conflicto entre la dirección del centro y miembros del claustro u otros agentes educativos.

Los padres deben tener confianza en los profesionales que intervienen con sus hijos. De la misma forma para los profesionales contar con el apoyo y la colaboración de las familias constituye una parte fundamental para la consecución de objetivos planteados con los alumnos. Minimizar los conflictos con el menor coste emocional y llegar a un acercamiento que lleve a acuerdos solo puede tener repercusiones positivas para todos, especialmente para los menores.

Por otra parte, realizar una mediación entre alumnos para llegar a acuerdos que lleven a una convivencia cordial, además de desbloquear un conflicto determinado, beneficia transversalmente al desarrollo personal de  los alumnos  y puede prevenir posibles casos de mobbing o acoso escolar, cuyas consecuencias pueden ser devastadoras.